Agregar seguro valorem

Durante el transporte, sus bienes y mercancías pueden verse expuestos a múltiples peligros: robos, incendios, roturas, condiciones climáticas adversas, etc. El proveedor de servicios a quien ha confiado esa carga no siempre es responsable de estos inconvenientes. En los casos en que sí lo es, su responsabilidad suele estar limitada por las leyes, reglamentos y convenios que regulan los diferentes modos de transporte. De hecho, estos acuerdos solo fijan la compensación del riesgo. Rara vez cubren el valor total de los bienes. Además, esa compensación solo puede exigirse si se han cumplido todas las formalidades previstas para atribuir la responsabilidad al transportista. 

Confíe en nosotros para enviar sus mercancías a Francia, a otros países de Europa o del resto del mundo. El envío de sus pertenencias estará cubierto con nuestro seguro de transporte contra todo riesgo ad valorem (en función del valor). 

Tenemos contratado este seguro contra todo riesgo ad valorem para todas las modalidades de transporte que ofrecemos: terrestre, aéreo y marítimo. De este modo, tendrá la garantía de que sus efectos personales y otros bienes se enviarán de forma segura y sin inconvenientes, independientemente de la modalidad de envío elegida. 

El seguro ad valorem contra todo riesgo cubre las mercancías transportadas contra los riesgos asociados al transporte, lo que lo diferencia del seguro de responsabilidad civil, que solo cubre la responsabilidad del proveedor de servicios, del transportista o del agente de carga. Si las mercancías se pierden, se dañan o se destruyen por razones de fuerza mayor (tormenta, incendio…), se indemnizarán en función de la póliza ad valorem. Y así será, aun cuando no se cuestione la responsabilidad del transportista o del agente de carga. 

La cobertura de la póliza ad valorem permite asegurar la mercancía en función de su valor real e incluye el lucro cesante siempre que esté justificado. Hay que tener en cuenta que el valor del seguro debe componerse del valor de la mercancía, más los gastos de transporte y el lucro previsto si corresponde. Dicho valor se utilizará como base para calcular la prima del seguro. También constituirá el límite de la indemnización y, en caso de siniestro, deberá justificarse con las facturas de flete y de gastos. 

Sin embargo, el contrato de seguro prevé algunas exclusiones estándar de la cobertura: 

  • - defectos de embalaje, 
  • - vicios propios de la mercancía, 
  • - mercancías de naturaleza especial cubiertas con acuerdo previo de los aseguradores: animales vivos, obras de arte u objetos de valor, cigarrillos, bebidas alcohólicas, bienes usados... 

Nuestros compañeros Con total confianza